Soluciones de packaging hortofrutícola

La correcta manipulación y transporte hortofrutícola son indispensables para que el producto llegue en perfectas condiciones hasta el punto de venta. En nuestro catálogo encontrarás un amplio abanico de soluciones para protegerlo adecuadamente y garantizar una entrega de calidad.

Ponemos a tu disposición alveolos en PVC o celulosa moldeada, cubres de plástico o malla en distintas medidas y aptos para cajas de madera o plástico.

Más información

Packaging agrícola sostenible

Un estudio de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) concluye que el 57% de los consumidores de productos hortofrutícolas eligen productos con packaging agrícola sostenible. El estudio analiza una serie de indicadores sobre el comportamiento de los compradores en España.

Entre las conclusiones de la AEOC destaca que el 25% de los consumidores de productos agroalimentarios demandan envases sostenibles, y que aceptan pagar más por frutas y hortalizas envasadas con esa clase de packaging.

Los consumidores determinan los cambios en el packaging. Las nuevas tendencias de consumo se decantan hacia los productos agrícolas de temporada y a granel. Además de exigir alimentos más saludables, los compradores del siglo XXI se interesan por las características del packaging agrícola: la clase de material en que se fabrica, su huella de carbono, o si minimiza el desperdicio alimentario.

Packaging agrícola con cartón para prolongar la frescura

Según un estudio de la Universidad de Bolonia, el packaging de cartón alarga 72 horas la frescura de frutas y hortalizas, porque el cartón ondulado reduce la contaminación de microorganismos y ralentiza la putrefacción.

El packaging agrícola con cartón ondulado reduce el desperdicio alimentario, porque reduce el riesgo de contaminación y de deterioro en el transporte. Las heridas y golpes en frutas y hortalizas, además de quitarles valor comercial, constituyen la puerta de entrada de infecciones fúngicas o por microorganismos.

Cuando se cosecha una fruta, comienza la cuenta atrás hasta su deterioro y debe procesarse y enviar con rapidez hasta el lineal del supermercado. Los productos agroalimentarios frescos mantienen mejor sus cualidades organolépticas, y alargar su vida útil es una cuestión de supervivencia económica, en especial para el comercio minorista (además de por seguridad alimenticia).

Packaging agrícola con bioplásticos

Según la consultora Research & Markets, el mercado de los films de plásticos crece un 7,2% anual hasta 2026. El incremento se debe a la demanda de materiales, como plásticos ecológicos y los bioplásticos.

El bioplástico, o PHA, se basa en polímeros naturales que se obtienen a partir de la fermentación de restos agrícolas, como el almidón de patata o el maíz. La fermentación de los restos (no contaminantes) se induce mediante bacterias (pseudomonas putida), y la materia prima resultante puede moldearse por inyección en cualquier formato: piezas de plástico, bolsas, film de embalaje, etc.

El bioplástico posee idénticas cualidades que el plástico derivado de hidrocarburos y no se diferencia en resistencia o apariencia. La clave del bioplástico radica en que es un material 100% biodegradable en un plazo de 60 días. Esta clase de plástico resulta idóneo para el packaging agrícola, porque no incorpora aditivos contaminantes en su fabricación, como el bisfenol A, y no modifica el sabor de los alimentos.