Cajas porex: 5 ventajas del uso de poliestireno que no conocías
13/02/2019
Cantoneras de plástico
Embalaje industrial: cantoneras de plástico y accesorios de protección
02/04/2019
Mostrar todo

Flejadora manual y de fricción: dos soluciones portátiles de flejado

flejadora manual para industria

Tipos de máquinas flejadoras

Flejadoras manuales

La flejadora manual es una herramienta empleada para acordonar con fleje una carga, compactarla y fijarla en el palet. Los flejes se fabrican en materiales tan diversos como el acero, textil o polipropileno, según la naturaleza de la mercancía que deba asegurarse.

El flejado representa la culminación de la cadena de producción de los productos. De su adecuada preparación para el transporte, depende la rapidez del manejo de la carga y la reducción de pérdidas por deterioro.

¿Qué modelo de flejadora manual te conviene más? depende de la intensidad del uso que se le vaya a dar a la herramienta, el tamaño de la producción a empaquetar y de tus necesidades logísticas.

  • El punto fuerte de la flejadora manual es el coste, tanto de mantenimiento, como de adquisición.
  • El punto fuerte de la flejadora manual de fricción es la rapidez. Según la pericia del operario, puede trabajarse a un ritmo de 150 flejados por cada hora de trabajo.

Flejadora manual con tensor y mordaza

Para el flejado manual se requiere lanzar el fleje alrededor de la carga, regular su tensión mediante un rodillo tensor, añadir el precinto metálico, sellarlo con la mordaza y cortar el fleje sobrante.

La rapidez del flejado de la carga depende del tipo de máquina elegida. En el caso de las flejadoras manuales, requiere el accionamiento por parte del operario de las cintas y el tensor, por lo que la velocidad es más lenta. Son herramientas aptas para empresas pequeñas con poco volumen de almacenaje.

Flejadora manual de fricción con batería

La flejadora manual electrónica puede realizar todo el ciclo de forma automática, semiautomática o manual. Estos modelos cuentan con un sistema de tensión del flejado e incorporan cabezales para flejes de polipropileno y poliéster. Con esta flejadora te ahorras las grapas y las mordazas: la herramienta suelda los extremos del fleje mediante fricción y corta el sobrante.

Si los bultos que se fijan son iguales, se puede programar el ciclo de forma automática o semi-automática, y sólo hay que ubicar la flejadora en posición e introducir el fleje en la zapata. Para cargas de configuraciones distintas, o de formas irregulares, se requieren diferentes tensiones de flejado y la herramienta opera de forma manual.

Flejadora automática

El diseño de la flejadora portátil eléctrica permite uso industrial de nivel medio-alto. Gracias a su ergonomía, la flejadora puede manejarse con una sola mano de forma sencilla, sin emplear fuerza física, y flejar cargas en horizontal o en vertical.

Carro devanador de fleje: complemento imprescindible de la flejadora

Los carros dispensadores sirven para el transporte de la bobina de fleje y evitar que se desenrolle. La estructura metálica le aporta robustez, y las ruedas facilitan el movimiento de todo el equipo necesario para el flejado por la nave o almacén.

El carro devanador de fleje sirve para diferentes anchos, cuenta con un depósito de grapas (en los modelos de flejadora que las requieran) y un sistema de frenado de la bobina. Además, se fabrican modelos con un mástil para sostener la flejadora.

Si deseas conocer la gama de flejadoras disponibles y contacta con el personal de Fontanet para recibir asesoramiento sobre la flejadora idónea para tus necesidades logísticas.

Flejar de forma adecuada facilita los trabajos logísticos y protege la integridad del embalaje. El fleje es una tira, elaborada con diferentes materiales y anchuras, que sirve para agrupar bultos o asegurar cargas en los palets.

Flejar cargas – Tipos de fleje, herramientas y accesorios

El fleje se fabrica en materiales, como polipropileno, textil, poliéster y acero. La flexibilidad del material permite su adaptación a cargas de formas irregulares, y el mecanismo de tensionado lo corta y lo fija. Tipos de fleje:

  • Polipropileno. Fleje económico, resistente a la intemperie y sencillo de aplicar. Se emplea en cargas de poco peso.
  • Poliéster. Para flejado más exigente de cargas pesadas. Su estructura ofrece mayor resistencia que el polipropileno. Apto para almacenamiento exterior, soporta los cambios de temperatura y a la radiación solar.
  • Textil. Sirve para embalaje de cargas rígidas con aristas debido a su adaptabilidad a las diferentes formas de los objetos. Se fabrica fleje textil hilo a hilo, y fleje textil reforzado.
  • Metálico. Se emplea en la industria y la construcción para asegurar cargas pesadas. En la obra pública y edificación también se emplea el fleje metálico como abrazadera de alta resistencia a la tracción, para fijar tuberías, señales de tráfico, carteles, etc. El fleje metálico se fabrica con materiales ferrosos, como el cobre o el aluminio, y con materiales no ferrosos, como el acero con tratamiento anticorrosivo.

El fleje es un elemento personalizable que puede servir para reforzar la imagen de marca. Existe la posibilidad de imprimir sobre su superficie el logotipo de la empresa o fabricarlo en diferentes colores corporativos, que además facilitan la identificación de la carga durante el almacenaje y transporte.

Cómo flejar cargas de forma correcta

El fleje es un elemento versátil con múltiples usos en logística.

Para aplicarlo en cargas pequeñas, la tensión varía según el tipo de packaging. Se puede utilizar como asa de transporte, deberá tener cierta holgura. Cuando se usa para cerrar cajas sin necesidad de cinta de embalar, o para agrupar varias cajas en un solo bulto, deberá fijarse con mayor tensión.

Los accesorios, como las cantoneras, son elementos que se interponen entre el fleje y la carga, y previenen que esté la deteriore una vez tensado.

La ventaja de sellar una caja individual con fleje radica en que, si contiene un objeto de cierto peso, refuerza la estructura del embalaje. Cuando varias cajas se remiten hacia un mismo destino, facilita su agrupamiento en un solo bulto de forma segura.

Los sistemas de unión varían según el tipo de fleje: desde uniones metálicas o hebillas, hasta la fijación térmica. En este último sistema, la máquina tensora, corta y suelda el extremo con calor.

Flejar cargas con máquinas flejadoras

  • Flejadoras manuales. Modelos económicos para soluciones de packaging sencillas. El tensado se realiza mediante un mecanismo de palancas. Necesitan precintos metálicos o hebillas para que se mantenga la tensión.
  • Flejadoras de mesa semiautomáticas. El siguiente modelo en complejidad sirve para trabajo intensivo de packaging. Consta de una mesa que incorpora el devanador del fleje y el sistema de sellado. El operario sólo se encarga de ubicar el paquete en posición, y la mesa regula de forma automática la tensión según la forma y firmeza de la carga.
  • Flejadoras automáticas. Existen modelos electrónicos que realizan el corte y el sellado por fricción o termosoldadura. Son los modelos más sofisticados para trabajos de alto rendimiento. Sirven para operar en vertical y en horizontal.

No existe un sistema de para flejar cargas mejor que otro: la naturaleza de la carga determina la solución. Contacta con Fontanet y recibe asesoramiento sobre el packaging personalizado para tu negocio.