Incremento de la eficiencia logística gracias al packaging

FLEXOGRAFÍA: LA CLAVE DEL PACKAGING PERSONALIZADO
07/01/2021
alveolos para frutas y hortalizas
Bioplásticos: Materiales que entran en contacto con los alimentos
18/02/2021
Mostrar todo

Incremento de la eficiencia logística gracias al packaging

packaging personalizado

En el siglo XXI, la competitividad depende de más factores que la calidad del producto: también contribuyen parámetros, como la rapidez y precisión del servicio. Con la masificación del e-commerce, resulta fundamental optimizar la logística para reducir los costes de producción y ganar competitividad. Las empresas de packaging integral diseñan embalajes que aportan mejoras logísticas e incrementan la rentabilidad de un negocio.

Un trabajador autónomo diseña una caja original para su producto. El embalaje protege el contenido y cumple con eficacia su función comunicativa, pero: ¿sabe el diseñador cuántas cajas puede añadir por palet si modifica la forma y dimensión del paquete?, ¿se pueden apilar y mover con rapidez en el centro logístico?, ¿es apto el packaging para el transporte aéreo?

Una empresa de packaging integral, entre otras acciones, verifica la robustez (el índice de fragilidad) de un producto, para evaluar sus puntos críticos y evitar así el riesgo de diseñar un embalaje caro, pero no funcional para transportarlo con seguridad. Con este estudio previo, cuya existencia suele desconocer el empresario, se minimizan las devoluciones por roturas.

Los autónomos, pymes y micropymes no suelen contar en su organigrama empresarial con una división encargada de crear y mejorar el embalaje del producto. Una solución para esa carencia consiste en externalizar el packaging y la distribución: las empresas de packaging integral resuelven cuellos de botella en la cadena productiva, gracias al diseño de envases que contribuyen a una logística eficaz.

Packaging integral para optimizar la logística

La logística es la planificación, control del flujo y almacenamiento de materias primas y productos, desde su punto de origen, hasta el consumidor. Las actividades logísticas incluyen la gestión de inventario, procesamiento de pedidos, localización en almacén, transporte hasta el cliente o recogida de las devoluciones.

La eficiencia de cualquier tarea logística tiene un coste económico y de tiempo, influye en el resto de fases de la cadena de distribución, y repercute en el servicio al cliente. Entre los costes de producción de cualquier producto, se incluyen los gastos de almacenamiento, distribución o transporte. Las empresas de packaging integral diseñan embalajes que optimizan las tareas logísticas.

En el pasado reciente, la búsqueda de originalidad en la forma y los materiales de los envases limitaba, e incluso obstaculizaba los trabajos logísticos. La aparición de la gran distribución, impulsada por los grandes marketplace del comercio online, sitúa en primer plano los requisitos de la logística de distribución a la hora de diseñar nuevas soluciones de envasado. El packaging moderno se basa en soluciones estandarizadas y modulares para facilitar el transporte del producto y el abastecimiento de los lineales de los comercios.

La forma y el tamaño, casi todos estandarizados, cobran más importancia que los diseños originales, antaño esenciales para el reconocimiento de la marca. El diseño del embalaje se centra en su forma y volumen para mejorar su disposición en envases secundarios, que se apilan en envases terciarios, como los palés: la unidad de carga más utilizada en la distribución.

El ahorro en el volumen de los envases repercute de forma positiva en la saturación de la carga por envío, con la consiguiente reducción del número de vehículos en la carretera para distribuir la mercancía. Además, la reducción del peso del envase (menor uso de material con la misma resistencia) reduce, tanto los costes de transporte, como en el impacto medioambiental.

En conclusión: la empresa de packaging integral crea la solución logística perfecta para el cliente. Diseñar el envase idóneo resulta esencial para que una empresa reduzca costes en materiales y proceso de envasado, en transporte, en devoluciones por rotura, e incluso para limitar el impacto medioambiental de la producción.

Comentarios no están disponibles